En los inicios de los años 70, un grupo de profesores de la escuela de Medicina de la Universidad del Valle, concibió la idea de crear un centro de especialistas, para ejercer su práctica privada. Con este sueño se inicia el Centro Médico Imbanaco (CMI), que abre sus puertas a la comunidad caleña en el mes de agosto de 1976, con 28 consultorios, al que se le sumarían en los meses siguientes un pequeño laboratorio clínico y un equipo de rayos x.

Paso a paso, el Centro Médico Imbanaco, fue cimentando las bases de una entidad empeñada en servir con calidad para cuidar y preservar la vida, y fue creando una comunidad de clientes fieles que ya percibía desde sus inicios su propuesta de valor diferenciada.

En junio de 2011 fue reconocida como Empresa libre de Influenza 2011 por la Sociedad Colombiana de Medicina del Trabajo. Obtuvo el puesto 25 en el Ranking de Hospitales y Clínicas 2011, entre los 40 mejores de Latinoamérica, publicado por la revista América Economía.

En el 2012 obtuvo nuevamente el Galardón Nacional Hospital Seguro y el puesto 20 en el Ranking de Hospitales y Clínicas 2012, y en el 2013 el puesto 14 en el Ranking entre los 45 mejores de Latinoamérica, publicado por la revista América Economía.

En el 2014 el Centro de Atención Integral en Hemofilia del Centro Médico Imbanaco recibió el Certificado de Excelencia EFQM, otorgado por la Fundación Colombia Excelente y en el mismo año el Tercer Galardón Nacional Hospital Seguro y el puesto 13 en el Ranking de Hospitales y Clínicas 2014, entre los 42 mejores de Latinoamérica, en el 2015 el puesto 12, en 2016 en el puesto 13 y en el 2017 el puesto 11 en Ranking publicado por la revista América Economía.

Cuenta con 4 sedes: Torre A y B, Sede Ciudad Jardín, Sede Pacific Mall y la nueva sede principal la cual es una edificación de 82.000 metros cuadrados, primera en Colombia y la segunda en Latinoamérica con tecnología sismo-indiferente, superior a la sismo-resistente, capaz de amortiguar un movimiento telúrico sobre los 4 sótanos y aislar del movimiento a la estructura externa, es decir los 8 pisos de la construcción.

Cuenta con 17 quirófanos inteligentes dotados con modernos software y hardware que interconectan los equipos y dispositivos médicos, 2.637 metros cuadrados de unidad de urgencia con carril exclusivo para facilitar el acceso. Sus espacios cómodos, amplios y confortables, permiten la circulación del aire y el ingreso de la luz, el complejo médico se constituye en una de las construcciones de salud más modernas en Colombia y Latinoamérica.

Diseñada como una construcción amable con la naturaleza, con recursos de la física aplicados a su arquitectura, sus espacios abiertos se convierten en corredores de aire y luminosidad, además de contar con paneles especiales para el aprovechamiento de la energía solar.

Los 11 niveles cuentan con tecnologías médicas de vanguardia para la prestación de servicios médicos seguros y de alta calidad científica.

Con 351 camas, distribuidas entre hospitalización, unidades de cuidados intensivos (Recién nacidos, pediatría, adultos, coronarios y alto riesgo obstétrico) y trasplante, que albergan tecnologías de vanguardia para las patologías más complejas. Y todo para cuidar y preservar la vida.

Además, cuenta con un parque en la esquina norte que recuperó la arborización existente, andenes peatonales, zonas verdes y bahías de acceso vehiculares.

Ingresos diferenciados para pacientes y visitantes a través de un porche cubierto, bahía para taxis, una vía independiente para emergencias, áreas cubiertas para cargue y descargue e ingreso a parqueadero cubierto.

Un lobby para el acceso del público – amplio e iluminado, tiendas comerciales, droguería, bancos, cajeros automáticos, capilla, auditorio, oficinas para aseguradoras, plaza de comidas, áreas técnicas, áreas administrativas y áreas clínicas y hospitalarias para todos los servicios.

Cuenta con un completo sistema de circulaciones verticales y horizontales; con 18 ascensores y 2 escaleras mecánicas en los primeros niveles; un sistema neumático de transporte y circulaciones públicas e internas, diferenciadas; además, los circuitos de evacuación y compartimientos garantizan la seguridad del edificio.

Con la Sede Principal, que fue inaugurada en marzo de 2016, la nueva imagen del Centro Médico Imbanaco proyecta a la institución como un centro de avanzada en el desarrollo médico y tecnológico, que continuará brindando siempre una atención médica segura para cuidar y preservar la Vida.

En abril de 2017, recibe por parte del comité evaluador de la Joint Commission International, el sello dorado de la acreditación internacional, la máxima distinción en calidad en salud en el mundo, siendo la primera institución en salud del sur occidente colombiano en obtenerla y la quinta a nivel nacional. En este mismo año el Laboratorio Clínico obtuvo la Acreditación Internacional de la Federación Europea de Inmunogenética.

Hoy, con la participación activa de más de 3400 personas entre especialistas, personal de consultorios, empleados, y personal de las firmas contratistas, con su pensamiento, palabra y acción alineados con el gran objetivo y los valores corporativos de Servicio, Seguridad y Confianza, Honestidad y Trabajo en Equipo; y con procesos efectivos, el Centro Médico Imbanaco podrá continuar en pos de su sueño de ser una empresa que permanece en el tiempo, tan especial, tan valiosa para sus clientes, sus colaboradores y sus socios, y que les brinde tantos beneficios que se convierta en su institución preferida a donde sea grato volver y a la que se quiera siempre recomendar.